miércoles, 21 de marzo de 2012

Química forense - Metodología de la investigación criminalística

Ciencia encargada de estudiar la composición interna y propiedades de los cuerpos y sus transformaciones. La Química Forense coadyuva en la procuración y administración de justicia a descifrar los tóxicos, químicos u otra clase de substancias encontradas en el cuerpo humano o en decomisos de substancias ilícitas, así como de manchas encontradas en el lugar de los hechos o de hallazgo. 

Aporta a la Criminalística el empleo de la Química Analítica, Bioquímica, Química Orgánica e Inorgánica y Microquímica, y en conjunto con la Física se realizan los métodos de cromatografía en papel y de gases. Asimismo, se realizan técnicas electroquímicas, como la electrólisis, la electroforesis, la polarografía y la conductometría.
El laboratorio Químico es un área integrada por profesionales de nivel que se manejan en el campo de las ciencias químicas, biológicas y físicas, aplicándolas al ámbito de la Criminalística, entregando una orientación científica a la investigación.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario