miércoles, 21 de marzo de 2012

Patología forense - Metodología de la investigación criminalística


Su función se basa en la realización de pericias anatomopatológicas de interés médico legal, con el fin de esclarecer los hechos delictivos. Dicha labor consiste en el estudio macro-microscópico de material proveniente de autopsias, seres humanos vivos y tejidos biológicos. Dichos elementos son procesados mediante diferentes técnicas y examinados en microscopio óptico. Este estudio anatomopatológico permite arribar a las siguientes conclusiones:
    Determinaciones de la causal de muerte: el 90 % de las autopsias expresa al final del informe que la causal de muerte es ad referéndum de la pericia histopatológica.  Es por ello que se torna en la actualidad de suma importancia la verificación final en los informes de nuestra sección, que comprende:
·    Establecimiento de la vitalidad de las lesiones.
·    Caracterización de la cronología de las lesiones.
·     
·    Especificación de la existencia de violación vaginal y/o anal.
·    Autopsias fetales determinando las causales de muerte del recién nacido o del feto in útero, existencia de sufrimiento fetal, etc.
·    Signos de disparo próximo, a través del estudio de los tacos de piel del orificio de entrada.
·     
·    Signos de asfixia en piezas enteras de vía aérea superior.
·    Lesiones por electricidad
·    Signos de aborto, complicaciones, estado previo de embarazo en el cadáver, lesiones fetales relacionadas, etc.
·    Determinaciones en cadáveres quemados, quemaduras vitales, post-mortem, etc.
   Su rol resulta fundamental en el proceso de investigación judicial, ya que establece el dictamen final de las causales de muerte o la certificación de lesiones a partir de la cual se va a orientar la investigación criminal.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario